embarazo · ovulación

Cómo saber si ovulamos: la temperatura basal

La manera más efectiva y barata de comprobar nuestra ovulación es mediante el Método de la Temperatura Basal…

grafica-temperatura-basal-infertilymadre

Una de las primeras cosas que nos suele pedir el ginecólogo cuando estamos buscando el embarazo es el de tomarnos la temperatura basal varios meses, casi siempre 3, ya que es una manera muy efectiva de comprobar si nuestro ciclo tiene alguna alteración, como sería la falta de ovulación (anovulación), SOP (síndrome de Ovarios Poliquísticos) o una fase lútea incorrecta, con lo cual sería más complicado que se produjese la fecundación y/o la implantación del embrión.

Para tomaros la temperatura basal sólo debéis seguir unos sencillos pasos:

  • Tenéis que usar siempre el mismo termómetro (preferentemente de mercurio).
  • No se ha de realizar ningún esfuerzo antes de poneros el termómetro, por lo que si usáis uno de mercurio debéis dejarlo preparado en la mesita de noche.
  • Se ha de tomar siempre a la misma hora y sin moveros de la cama.
  • Se puede tomar tanto vaginal como rectal, siendo no tan recomendable la axilar y la bucal.
  • Tenéis que descansar un mínimo de 3-4 horas.
  • Lo ideal es empezar el primer día de regla, por lo menos durante los primeros ciclos, luego ya podréis comenzar al acabar el sangrado.
  • Si estáis resfriadas, con fiebre o no habéis dormido las horas suficientes, apuntadlo en la gráfica ya que en estos casos los resultados no serán tan reales.

Siguiendo este método comprobaréis como vuestra temperatura subirá entre 0,2 y 0,5 grados el primer día tras la ovulación, manteniéndose alta hasta la siguiente regla cuando vuelve a bajar. En caso de producirse el embarazo, la temperatura se mantendría alta, siendo posible un ligero descenso en el momento de la implantación para volver a subir, aunque este patrón trifásico no se produce siempre. Por tanto, la temperatura basal os servirá para aseguraros que habéis ovulado pero no para predecir la ovulación, aunque sí podríais detectar un posible embarazo. Con un poco de práctica, a pesar de lo tedioso que nos suele resultar tomarnos cada día la temperatura, llegaréis a conocer muy bien vuestro patrón de ovulación, por lo que os será muy fácil preveer en futuros ciclos vuestros días más fértiles.

Muy importante: este método solo sería efectivo en ciclos naturales, sin inductores de la ovulación ni progesterona sintética ya que en estos casos la subida y/o mantenimiento de la temperatura serían debidos a la medicación y no a una ovulación espontánea.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s